Esta escapada a Asturias, es un viaje para desconectar y hacer una pausa, a la vez que se ejercita la vida contemplativa en un entorno rodeado de belleza en cada localización del recorrido por la Costa Verde.

Asturias es un destino que se puede visitar en cualquier época del año, su contraste entre el verde y la vegetación de la montaña y el azul cristalino del mar Cantábrico es especial en invierno y aún más en verano. De este a oeste, tiene 230 km aproximadamente, un recorrido por el litoral asturiano, prácticamente de punta a punta, lleno de naturaleza en su estado más salvaje, de playas de aguas azul turquesa, acantilados, miradores inolvidables, pequeños pueblos pesqueros, municipios con mucha vida... Un trayecto que descubre Colombres, Llanes, Ribadesella, Lastres, Tazones, Gijón, Luanco, Salinas, Cudillero y Luarca.